Escenario


"A ocho columnas" reflexiona sobre cómo se contagia desinformación en la actualidad

Entrevista. Director y elenco comparten con #CrónicaEscenario detalles de su adaptación a la versión streaming para el próximo fin de semana

Fotos: Especiales

A ocho columnas, es la historia de un joven reportero que, durante la década de los cincuenta, obtiene un trabajo en El Mundo, “el mejor periódico de México”. El novato pronto aprende que en el mundo de la prensa: los valores morales no existen, las personas son simples peldaños que hay que pisar para ascender socialmente y que desde la impunidad de los escritorios hay que hacer y deshacer reputaciones y prestigios, falsear, calumniar y mentir con la tranquilidad que da el saberse inmune a las venganzas de los afectados.

Manteniendo al elenco original compuesto por Luis Miguel Lombana, Sophie Alexander-Katz, Alondra Hidalgo, Pedro de Tavira Egurrola, José Carriedo y Arnoldo Picazzo, bajo la dirección y adaptación de Fernando Bonilla, la puesta en escena A ocho columnas se suma a las puestas en escena que invitan a quedarse en casa con funciones streaming para este 24 y 25 de octubre, a través de la plataforma de Ticketmaster Live, en donde buscan seguir haciendo de un tema crespo y pesado, una síntesis cargada de humor que hace aún más valioso el ejercicio crítico.

“Es una realidad cruda, ya que hablamos abiertamente de la corrupción que hay en el periodismo, respecto a la atención que hay ahora entre el gobierno y esta profesión, estamos en un momento de reinvención y quehacer periodístico, eso nos lleva a un paradigma ante la nueva manera de informarnos y por qué no, también desinformarnos como sociedad. La propuesta hace que se cobren nuevos significados y nuevas formas de lectura”, expresó el director Fernando Bonilla, en entrevista con Crónica Escenario.

Para el dramaturgo, la puesta en escena tiene un punto de reflexión con lo que ocurre en la actualidad con el tema de la seriedad con la que se dan las noticias sobre el coronavirus: “Es muy claro todo, las fake news (noticias falsas) siguen volando por todas partes, esa información implicó muertes, y en la parte de gobierno, periodismo y sociedad, cada uno debe asumir su responsabilidad de lo que implica estar desinformados y creer incondicionalmente en cualquiera que fuera la nota. Esto ya no se trata de si contagiamos el virus, ahora también estamos contagiando desinformación, provocamos que la desconfianza lleve a escuchar otras voces, por eso creemos importante abordarla nuevamente en estos tiempos y que sirva de ejemplo”, agregó Bonilla.

También en entrevista, la actriz Sophie Alexander Katz, habló de la relevancia de la obra a pesar de la distancia de la época en que fue originalmente concebida por Salvador Novo: “Uno de los grandes atractivos de la obra es que implica un viaje en el tiempo, a los años cincuenta. A un país distinto, en el cual se sentía un crecimiento constante en terrenos económicos y culturales”, explicó.

“Sin embargo, verla en retrospectiva con una mirada actual, nos hace darnos cuenta de lo idealistas que éramos como sociedad, donde nunca se llegó a plantear la posibilidad de la manipulación de la información”, señaló.

El periodismo y la información siempre han tenido un poder e impacto inconmensurable en la sociedad. En especial durante situaciones de crisis como las que atraviesa el mundo en la actualidad. La noticia conlleva un poder enorme y cuestionar a quienes tienen el poder sobre ella, es en lo que parece inferir la obra.

“El protagonista no es el periódico, sino la noticia, cuando se habla del periódico más importante de México es porque este era el que le llegaba a todo mundo. La obra ya era vigente desde que se estrenó, la temática hace todo el tiempo espejismos directos a lo que sucede en todos los medios de comunicación que tenemos en México y el mundo, sobre qué información va y no va, se habla de lo que se omite, todo el juego que se hace y ha existido desde que la nota es nota”, declaró.

“Va implícito en la naturaleza misma del ejercicio periodístico, que lo que te llega a tu casa a través de la televisión o por cualquier vía, es una interpretación de la realidad, no la realidad misma. Que la noticia y los medios sean una herramienta de información no la verdad absoluta”, criticó.

El elenco enfatizó en que el periodismo debe criticar y cuestionar al poder, así como la sociedad al periodismo y al quehacer periodístico, tratando así de encontrar el equilibrio que se requiere para una buena información, y una manera clara de entenderlo, es a través de la comedia, reír un poco de lo que pasa, pero con sentido.

“Estamos viviendo un acribillamiento, bombardeados por la mala información y la manipulación que hay. Debemos cimentar la verdad, tomar una postura menos neutral. Esta obra de Novo llega en el momento ideal, vamos a ver el génesis de lo que ahora son las fake news”, expresó Pedro de Tavira.

“Pero tampoco es de ahorita, es algo que se sitúa desde los años 40, se operaba de una manera más jocosa. Hay que entender la relación que nos gobernó durante 70 años, la relación de prensa-gobierno, y eso es lo que nos ha llevado a las malas noticias. En México se nos atañe que la comicidad es lo nuestro, así que por eso se aborda desde la risa, para poder entender todo esto”, concluyó.

Las funciones serán a las 20 horas el día 24 de octubre y a las 19 horas un día después.

Comentarios:

Destacado:

+ -