Escenario


González Iñárritu conmociona la CDMX con "Limbo", su regreso al cine mexicano

Especial. El cineasta mexicano comenzó el rodaje de su nuevo filme en el Centro Histórico junto al actor Daniel Giménez Cacho y el diseñador de arte Eugenio Caballero

González Iñárritu conmociona la CDMX con

Foto: (Especial) Han pasado 21 años desde Amores perros, el filme que catapultó su carrera.

Después de muchos años otro de los Tres Amigos regresa a México para filmar una película. Primero fue Alfonso Cuarón con Roma (2018), ahora toca el turno a Alejandro González Iñárritu, de quien se conocía su interés por filmar en nuestro país luego de ser visto a principios del 2020, en el Castillo de Chapultepec.

En su momento se especuló que su filme tendría de trasfondo el tema de Ayotzinapa, sin embargo pronto se descartó la teoría por un comunicado emitido por la productora Tita Lombardo: “Desde hace algún tiempo, Alejandro González Iñárritu explora la posibilidad de volver a filmar una película en México. Sin embargo, quisiera aclarar que definitivamente esta producción no está, ni estará relacionada de ninguna manera con la trágica desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, un hecho que sin duda ha conmovido a Alejandro, y sin duda ha marcado la conciencia colectiva de todos los mexicanos”, dijo.

“Debido a lo anterior, solicitamos de la manera más atenta su apoyo para eliminar de sus plataformas digitales esta información apócrifa. Una vez que este proyecto sea una realidad y esté listo para ser anunciado, Alejandro con mucho gusto y entusiasmo les hará el comunicado pertinente”, concluyó la productora, quien ha trabajado con González Iñárritu.

Con el tono de esta declaración es como se ha mantenido el hermetismo sobre este nuevo proyecto. Aunque se sabe que el personal de producción firmó un contrato de confidencialidad para no revelar detalles del filme, es difícil mantener el secreto cuando se filma en sitios icónicos como el Centro Histórico.

Este 2021, primero fue visto el pasado 28 de febrero caminando por la calle de Moneda, a un costado del Palacio Nacional, luego siguió su análisis del sitio visitando el edificio del Gobierno de la Ciudad de México y luego al Gran Hotel de México, en este último donde sacó su celular para tomar muestras de imágenes para medir encuadres. Junto a él estaban alrededor de 15 personas, con cámaras fotográficas y radios, entre ellos Eugenio Caballero, el reconocido diseñador de arte que ganó el Oscar por El laberinto del fauno (2007).

Ha sido la Secretaría de Cultura, a través de un comunicado, la que confirmó el rodaje de un filme bajo la solicitud de la casa productora Limbo Films, para este 4 y 5 de marzo: “La Comisión de Filmaciones (CFILMA) de la Ciudad de México se mantendrá atenta al cumplimento de los requisitos por parte de la casa productora para realizar el rodaje en las fechas señaladas en horario de 3:00 a 10:00 horas”, dijo.

Ocho días atrás de la fecha de rodaje, el Zócalo apagó el alumbrado público de Palacio Nacional, edificios de gobierno o el Templo Mayor, por petición de la empresa Limbo Films y con autorización de Comisión de Filmaciones de la Ciudad de México: “A partir de las 3:00 horas se apagará el alumbrado público y el alumbrado de Palacio Nacional, Catedral Metropolitana, edificios del Gobierno de la Ciudad, Templo Mayor, edificios del Portal de Mercaderes y Suprema Corte de la Nación para que sean efectuadas pruebas y ensayos por parte de la empresa productora Limbo Films”, explicaron.

Más aún, el transporte Metro cerró estos días una estación del Zócalo. Después de un año en el que la pandemia puso en pausa múltiples proyectos de filmación en la Ciudad de México, la urbe estará ahora y al menos por cinco meses más con el rodaje de Limbo, como se ha llamado a la película sin aún hacerlo oficial. Este nombre salió a la luz el pasado mes de octubre cuando Iñárritu comenzó a trabajar en los Estudios Churubusco, y que ahora podría confirmarse con el nombre de la casa productora.

Otro de los lugares que ha visitado Iñárritu y que ha llamado la atención es Televisa, en marzo del 2020, justo antes de que se detuviera el proyecto a causa de la pandemia, en donde se pudieron observar botargas del personaje Pájara Peggy de La carabina de ambrosio (1978-1987) o elementos de la vecindad de El Chavo del 8 (1971-1980), así como imágenes de cartón de expresidentes mexicanos.

Entre el equipo que acompañaba esa vez al ganador del Oscar estaba Bradford Young, director de fotografía, quien ha trabajado en cintas como Han Solo: A Star Wars Story, Selma o Arrival. Aunque no se sabe si él continúa en el proyecto pues entre lo que se ha filtrado de sobre el rodaje que comenzó en la capital del país, se ha visto al cinefotógrafo nominado al Óscar, el iraní Darius Khondji (Evita, Se7en, Delicatessen). Lo que es un hecho es que su cómplice Emmanuel Lubezki no pudo seguirlo en este proyecto por su compromiso con el cineasta David O. Russell.

De acuerdo con algunos periódicos, esta es la primera semana de un rodaje que durará cinco meses, que seguirán en los Estudios Churubusco y en distintas locaciones de la capital. 

Siguiendo la estrategia de Alfonso Cuarón con Roma, Iñárritu solo ha confiado el guion a unos cuantos colaboradores, por lo que se desconoce la historia. Lo único que se ha interpretado es que se trata de un drama que, como una suerte de fábula, expone una visión del cineasta y productor sobre la modernidad política y social de México. Estará ambientado en los años 80 o 90.

El miércoles se pudo ver parte de la filmación en la calle Isabel La Católica, con una secuencia en la que se revela al actor Daniel Giménez Cacho como protagonista, a quien se le ve caminando confundido entre personas tendidas en el piso, aparentemente inconscientes. En un momento un policía alumbra los cuerpos y se puede ver la apariencia de una parte de las decenas de extras: “Hubo desde chicas punk (con el cabello verde o naranja) hasta un constructor con casco, estudiantes, oficinistas en traje, danzantes prehispánicos y hasta un algodonero”, escribió el diario Reforma.

Aunque no se rodó una escena de riesgo, el actor tenía junto a él a un doble de acción vestido igual. El realizador de 21 Grams y Babel siempre estuvo enfocado en lo que filmaba, explicaba a sus colaboradores todo lo que traía en mente, acomodaba a extras y hasta peinaba a su protagonista.

Además de Giménez Cacho han confirmado a los actores Noé Hernández y Luz María Zetina, quien tuvo que renunciar al programa matutino Sale el sol, para integrarse al proyecto.

Comentarios:

Destacado:

+ -