Mundo


Muere paciente COVID tras administrarle dióxido de cloro

Autoridades médicas y científicas como la OMS y la FDA han advertido lo peligroso de creer en estos remedios milagrosos

Muere paciente COVID tras administrarle dióxido de cloro | La Crónica de Hoy

La Justicia de Argentina investiga al médico que prescribió dióxido de cloro, desautorizado en el país, a un paciente de coronavirus que terminó falleciendo en el hospital de Buenos Aires

Anteriormente Crónica reportó un caso en la Ciudad de México donde una familia peleaba por suministrarle dióxido de cloro (CDS) intravenoso a su pariente con COVID, cosa que finalmente terminó por matarlo: "Maestra" reiki suministra cloro a paciente COVID y lo mata.  Desafortunadamente no es un caso aislado y la creencia en el supuesto remedio alternativo sigue cobrando vidas, esta vez se documentó un caso en Argentina.

El paciente de 92 años se encontraba internado en un hospital privado de Buenos Aires, pero su familia insistía en que a su familiar se le diera el CDS vía intravenosa. Después de una apelación legal, el juez determinó que se le aplicara la sustancia en las venas junto con otro tratamiento alternativo: ibuprofeno en nebulizador.

El hospital no quiso cumplir con la orden judicial ya que el CDS es una sustancia tóxica rechazada ampliamente por la comunidad médica y científica, por lo que el mismo médico que recomendó el tratamiento fue habilitado por el juez para administrar el dióxido de cloro dentro del hospital.

Dos días después, el paciente murió. Sin embargo, la familia ha puesto una nueva demanda contra el hospital ya que consideran que su pariente no murió por COVID sino por lo mucho que tardaron en administrarle el “medicamento” y una infección intrahospitalaria.

Cuarenta y cinco sociedades médicas, científicas y organizaciones sociales en Argentina emitieron un comunicado expresando su preocupación por la interferencia del poder judicial sobre la salud y reprocharon a los profesionales de la salud que continúan promoviendo el uso de estas sustancias.

CDS y COVID

Autoridades médicas y científicas como la OMS y la FDA han advertido lo peligroso de creer en estos remedios milagrosos, ya que no es respaldado por ninguna evidencia científica real que apoye su seguridad o eficacia y presenta riesgos considerables a la salud de los pacientes, aunque a pesar de eso muchas personas continúan promoviendo su uso vía oral e incluso intravenoso.

Está prohibido en países como España, Francia, Alemania, Reino Unido, Canadá, Estados Unidos y Australia, pero eso no ha disminuido su popularidad. El crecimiento exponencial de usuarios alrededor del mundo debido a la pandemia es alarmante, ya que en dichos grupos además promueven la ideología anti-vacunas argumentando que es suficiente protegerse con los protocolos del CDS.

En México es una práctica común, incluso en redes han compartido un directorio médico con supuestos profesionales de la salud que “orientan” para usarlo como medida preventiva de COVID-19 y, también, como tratamiento sustituto de procedimientos médicos y hospitalarios.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -