Cultura


Pascual Orozco, el arriero que llevó a Madero a la Presidencia

Fue el general que derrotó a Porfirio Díaz y el personaje más destacado del primer tramo de la Revolución: Raymond Caballero/ Presenta su libro Pascual Orozco ¿héroe y traidor?

Pascual Orozco, el arriero que llevó a Madero a la Presidencia | La Crónica de Hoy

Desde hace 50 años no había un libro sobre Pascual Orozco, señala Raymond Caballero

Francisco I. Madero no hubiera llegado a la presidencia sin la desobediencia de su militar Pascual Orozco. Así lo plantea el historiador Raymond Caballero en su reciente libro Pascual Orozco ¿héroe y traidor?, editado por Siglo XXI Editores.

El autor explica que Pascual Orozco (1882- 1915) fue el general que desobedeció a Madero en 1911 al iniciar un ataque contras las fuerzas de Porfirio Díaz en Ciudad Juárez, Chihuahua, batalla de la que salió victorioso y gracias a la que Madero se instaló en la silla presidencial.

 En palabras de Caballero, Orozco pasó de ser un arriero desconocido al miliciano clave que derrotó a Porfirio Díaz; sin embargo, no existe un libro de este personaje histórico desde hace más de 50 años

“De los personajes que son odiados y que no son héroes no se escribe tanto. Pascual Orozco fue el personaje más destacado del primer tramo de la Revolución, de la etapa Maderista, no hay otro militar que llegue a su nivel. Me pregunté el por qué no se habla de eso y me puse a escribir para agregar más a la literatura sobre la vida de este personaje”, señala en entrevista.

En el libro, Caballero detalla que Orozco nació en el distrito de Guerrero, en el noroeste de Chihuahua, a un costado de la Sierra Madre, y que se desempeñó como transportista abasteciendo víveres a compañías mineras de la zona. De ese poblado, Guerrero, el autor narra que era una región de tierras comunales y con una experiencia al haber combatido a los apaches.

“Tenían una historia de tener sus municipios independientes al de Chihuahua, pero bajo las órdenes de Porfirio Díaz vivieron ultrajes y los fueron despojando de sus tierras. La reacción fue muy distinta a lo que pasó en otros lugares. Estos hombres estaban bien armados, sabían pelear porque lo habían hecho contra los apaches”, indica.

 El régimen porfirista cambió sus sistemas comunales e instaló jefes políticos, agrega Caballero.

 “Fue por esas razones y no por odio a Díaz que muchos serranos se sumaron a las fuerzas de Madero. Fueron las quejas hacia los que controlaban esa tierra, como el caso de Enrique Creel. Estos serranos no pensaban tanto en Díaz sino en el gobierno de Chihuahua bajo Creel, por eso cuando los despojaron de sus tierras que tenían un par de siglos trabajándolas, representaron una fuerza impresionante para Díaz”, indica.

De esa manera, Orozco se unió al movimiento maderista, incluso tuvo simpatías con el magonismo, relata el historiador en su libro.

“Orozco se enfocó en Ciudad Juárez como sitio estratégico para el suministro de armas y fue la Batalla de Ciudad Juárez que lo convirtió en el héroe principal y que le representó a Francisco I. Madero la presidencia, por eso Díaz mandó más fuerzas para pelear en Chihuahua porque ahí fue la zona más activa de la Revolución de la primera etapa”, asegura.

Esa etapa de Orozco como héroe universal terminó con la victoria a inicios de 1911, después empezó su segunda fase: la de rebelde contra Madero, agrega Caballero.

TRAICIÓN. Cuando Francisco I. Madero llegó a la presidencia nombró como Ministerio de Guerra a Venustiano Carranza, en mayo de 1911, puesto que Pascual Orozco anhelaba  y ante no ser llamado, su enojo lo llevó al intento de derrocar a Madero tres días después de la victoria en Ciudad Juárez.

-¿Orozco representó una presión para Madero?

-Después de la Batalla de Ciudad Juárez Orozco fue nombrado por varios movimientos rebeldes contra Madero, por ejemplo, Zapata lo nombró jefe de su división, cuando se sabía que Zapata era un rebelde contra Madero. También estaba relacionado con Bernardo Reyes y varios movimientos al mismo momento en que estaba trabajando bajo el mando de Madero. Tenía su lealtad bajo muchas sospechas

“Orozco hizo lo opuesto a lo que hablaba, sus actos eran el reverso de la ideología izquierdista y reformista que había demostrado”, responde.

-¿Por qué Madero perdonó a Orozco cuando éste intentó matarlo?

-Es difícil entender el carácter caritativo de Madero, fue demasiado caritativo. Orozco estuvo a punto de asesinar a Madero después de la batalla de Ciudad Juárez, lo que pasó es que la gente en esa escena demostró que estaba del lado de Madero, entonces Pascual Orozco tomó nota de eso y vio que no iba a ganar, y se hizo para atrás. Fue obvio que no apreciaba a Madero.

A la pregunta de si Orozco tuvo una ideología, Caballero opina que a pesar de mostrarse reformista, sus relaciones con los poderes oligárquicos de Chihuahua demuestran lo contrario.

“La fase de Orozco como de rebelde contra Díaz fue nada más hasta la Batalla de Ciudad de Juárez, después se unió con las fuerzas reaccionarias de Chihuahua. Pienso que en Pascual Orozco está el personalismo, no su ideología”, destaca.

Comentarios:

Destacado:

+ -