Escenario


“Como humanos necesitamos que nos recuerden quienes somos para volver a sonreír”: Agustín de Jesús

Entrevista. La obra de teatro Consecuencias comenzará temporada a partir del 24 de enero y hasta el 14 de febrero desde el Centro Cultural El Hormiguero. Las funciones serán virtuales y presenciales

“Como humanos necesitamos que nos recuerden quienes somos para volver a sonreír”: Agustín de Jesús | La Crónica de Hoy

Foto: (Cortesía)

Tras su temporada vía zoom del año pasado, el director y dramaturgo Román Sánchez, prepara una nueva temporada de Consecuencias, obra protagonizada por: Thanya Acosta (Serena), Agustín de Jesús (Senador y Cristóbal) y Yorbis Tenorio (Profesor y Lucio). 

“La temporada por zoom, fue bastante divertida pero también muy compleja, tuvimos que buscar ciertos matices para lograr que se sintiera como teatro. Creo que el teatro virtual llegó para quedarse, como actores nos permite participar en proyectos de diferentes lugares del mundo y buscar otras maneras de conectar con el público de forma que sea un trabajo de calidad sin importar que sea virtual, no queremos que parezca el festival que grababa nuestra tía en los eventos escolares”, compartió Agustin de Jesus en entrevista con Crónica Escenario.           

“Debemos ser cuidadosos con el formato virtual para que siga siendo teatro porque hacer teatro significa compartir el mismo tiempo, espacio e interactuar con el público, hacerlos parte del momento es muy importante, la interacción y tener que resolver el conflicto virtual es extraordinario y para eso hay muchos recursos que podemos utilizar, por ejemplo darle alguna instrucción al público o abrir un chat en vivo”, agregó.

La trama de la obra tiene como tema principal la ambición humana. A lo largo de 60 minutos, la historia gira en torno a un científico y un político cuya ambición por el poder y la necesidad de reconocimos los lleva a transgredir las leyes de la naturaleza, situación que incluso los orilla a experimentar con la modificación genética.

“La obra es un reflejo perfecto de la sociedad, creo que en ocasiones requerimos un espejo porque como humanos necesitamos que nos recuerden quienes somos para volver a sonreír, entonces el espejo nos sirve para ver que estamos haciendo mal y así poder reflexionar de una mejor manera y percibir si en realidad estamos haciendo algo bien o mal” comentó De Jesús.

“Solemos pensar que a la gente le falta maldad en lugar de bondad, al mundo le falta mucho amor además de más pensamientos y acciones positivas, en lo personal me quedo con ese mensaje y con el aprendizaje de pensar las cosas antes de actuar y reflexionar qué consecuencias me pueden traer para mí y para la gente que me rodea las decisiones que pueda tomar”, agregó Thanya Acosta.

La obra estará disponible a partir del 24 de enero desde el Centro Cultural El Hormiguero, las funciones  se realizarán todos los domingos en punto de las 18:00 hrs (tiempo de México) en formato presencial y virtual. “Los mexicanos tienen la cultura de consumir televisión o cine, pero en cuanto a teatro se refiere, esa cultura no existe y menos para las compañías independientes, se consume más teatro comercial”, expresó Acosta.

“Hacer teatro siempre ha sido difícil, y la pandemia vino a elevar la dificultad a la décima potencia, sin embargo, creo que siempre habrá gente que prefiera una obra de teatro a una película, porque necesita ver gente real moviéndose en tiempo real y compartiendo el mismo aire”, añadió De Jesús.

La temporada finalizará el 14 de febrero y tras el cierre de temporada los actores esperan que la situación  para las artes teatrales (definidas como “una forma de poder expresar y concientizar” según la actriz Thanya Acosta), mejoren en el transcurso de este 2021. 

“El teatro es el respiro de la vida, y que va desde el texto cuando lo pasas a escena, el personaje cuando lo pasas por los actores de la obra y llega al espectador que se nutre de todos lo que participan, es un respiro porque entra algo y sale transmutado”, finalizó De Jesús.

Comentarios:

Destacado:

+ -