Negocios


El juego online mueve anualmente alrededor de 2,000 millones de dólares en México

En cuanto a las preferencias de los usuarios, las apuestas deportivas y los slots son los segmentos más elegidos.

El juego online mueve anualmente alrededor de 2,000 millones de dólares en México | La Crónica de Hoy

El juego online crece de manera exponencial con el transcurso del tiempo en todo el mundo, y México no habría de ser la excepción. Se calcula que esta industria mueve de forma anual aproximadamente 2.000 millones de dólares en el país, una cifra más que considerable teniendo en cuenta su actual situación económica.

Según un estudio elaborado por Mordor Intelligence, se estima que el mercado global de los juegos en línea podría alcanzar en 2024 la cifra de 87,000 millones de dólares en todo el mundo, con una tasa de crecimiento compuesta de un 8.77 por ciento anual. El informe señala que este impulso de mercado podría llegar de la mano de los cada vez más asequibles métodos de pago y, en menor medida, por el aumento en el número de mujeres que llevarían a cabo esta actividad en la que aún no tienen un gran protagonismo.

No hay que perder de vista que un estudio realizado un tiempo atrás en México a través de la Encuesta Nacional de Percepciones Sociales de los Juegos de Azar desvelaba que el 64.7% de los jugadores en línea que llevan a cabo su actividad en el país son hombres. Estas son unas cifras que probablemente se han ido recortando, pero que aun así hoy están muy lejos de ser parejas.

En cuanto a las preferencias de los usuarios, las apuestas deportivas y los slots son los segmentos más elegidos. Por detrás de estos y en el siguiente escalón de interés siempre ha ido el póker, un juego con un gran tirón en toda Norteamérica y en el que aún muchos se venían inclinando por su versión en vivo, algo que poco a poco parece que está cambiando.

Pese a que la ausencia de una regulación adecuada en la primera década del siglo retrasara un poco el despegue del póker mexicano respecto a los países europeos, en esta última también ha mostrado un franco desarrollo en todas y cada una de sus modalidades en nuestro país. De manera especial en sus variantes de Texas Hold’em y Omaha, en las que algunos jugadores en su papel de estrellas como Ángel Guillén, Juan Carlos Alvarado, Luis Velador o los hermanos Nadal, han abierto el camino a nivel internacional a otros muchos mexicanos, tanto en su versión online como en vivo.

Lo mejor aún está por llegar

Teniendo en cuenta que el valor de mercado de los casinos físicos que se encuentran en territorio mexicano ronda los 11,000 millones de dólares frente a los apenas 600 millones que se estiman para los juegos en línea, el margen de mejora para estos últimos es casi infinito.

Tal y como señala el presidente de la Asociación de Permisionarios Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (Aieja), Miguel Ángel Ochoa, si a lo anterior le sumamos una oferta más completa con disponibilidad de 24 horas al día para realizar las actividades propias del juego y la posibilidad de llevarlas a cabo desde cualquier dispositivo móvil con una conexión a Internet, es fácil explicar el hecho de que en la última década este sector haya experimentado un despegue espectacular.

INSERT IMAGE HERE >>>>> https://cdn.pixabay.com/photo/2016/10/06/03/30/man-1718099_1280.jpg>>>>> Foto

El propio Ochoa explica que, pese al crecimiento en esta industria, hay algunos temas pendientes que frenan un poco su desarrollo. Uno de ellos es que aún no dispone de una regulación adecuada, ya que a pesar de que el juego en línea se contempla en la Ley Federal de Juegos y Sorteos de 1947, todavía no se encuentra reglamentado en dicha ley. A su vez afirma que, si bien los casinos debidamente autorizados ofrecen una garantía en cuanto a la seguridad, indicando que los usuarios están protegidos en lo que concierne a sus datos y las transacciones que llevan a cabo, existe un margen de mejora en lo que se refiere a algunas empresas que operan desde fuera del territorio nacional y que no son supervisadas por los órganos de control de las autoridades mexicanas.

Sea como fuere, pese a que este mercado se encuentra en una fase de desarrollo incipiente en México, evoluciona a un ritmo acelerado a la vez que lo hace la propia industria en muchos de sus ámbitos. No cabe duda de que la elevada competencia que los operadores han de enfrentar en este sector es la motivación ideal para hacer llegar la mejor oferta a sus clientes y atraer el mayor número de usuarios, por medio de bonos y promociones, a la vez que con un producto de la máxima calidad.

Comentarios:

Destacado:

+ -