Escenario


Juan Pablo Castañeda y Camila Sodi comparten el miedo en “El Exorcismo de Carmen Farías”

Entrevista. Los protagonistas del filme dirigido por Rodrigo Fiallega hablaron de su experiencia en esta película de terror que llegó a la cartelera mexicana

Juan Pablo Castañeda y Camila Sodi comparten el miedo en “El Exorcismo de Carmen Farías” | La Crónica de Hoy

Foto: (Cortesía)

El director Rodrigo Faillega incursiona en el género del terror después de su ópera prima, Ricochet, para contarnos una historia donde Carmen (Camila Sodi) descubre que heredó la casa de su abuela. Así, ella descubrirá que este lugar esconde secretos sobre su abuela, y que ahora ella deberá terminar la batalla contra el demonio que ésta inició para salvarla. 

Esa es la premisa de El Exorcismo de Carmen Farías, un nuevo intento dentro del cine mexicano por retomar las viejas glorias del terror realizadas por Carlos Enrique Taboada. En Crónica Escenario tuvimos la oportunidad de charlar con sus protagonistas, Juan Pablo Castañeda y Camila Sodi acerca de la realización de este proyecto. 

“Primero que nada me atrajo el privilegio de poder trabajar, algo que como actor luego es muy complicado en esta carrera. Después vino el placer de trabajar con Camila y todos los involucrados en el proyecto. Estoy muy agradecido con ellos y la pasé súper bien haciéndolo”, inicia comentando Castañeda, que además de esto tenía otras motivaciones para participar en este filme. “El hecho de poder hacer una película de terror, que es muy importante para poder indagar en el género y volverlo a sacar a la luz, me emocionaba. Creo que estamos muy contentos con el resultado”, complementa. 

Por su parte, Camila Sodi hizo hincapié en que lo primero que te atrajo de este relato de exorcismos fue el guion. “Me gustó mucho desde que lo leí la primera vez. Me pareció muy interesante cómo estaba construido el personaje principal, que estaría sola el 70 por ciento del tiempo, que la casa fuera un personaje más. Además me gustó el tema, porque es algo muy de pueblo. Cuando era pequeña iba a muchos pueblitos con mi familia, nos gustaba la idea y no había lugar alguno donde no nos contaran una historia sobrenatural que había pasado. Hacer una cinta que tuviera todo aquello que nos encanta a los mexicanos de leyendas, mitos e historias, todo eso, fue muy atractivo”, declaró. 

También platicaron un poco acerca de su acercamiento a este género tan popular como es el terror y compartieron algunos de sus gustos. “Me gusta, sin duda. Creo que me gustaban más las películas de antes. Ahora me agradan pero me dan más miedo, no sé por qué. Se supone que debería ser al revés pero me pasa eso actualmente”, platicó Sodi. 

“Como que de niño tienes más curiosidad, estás más abierto a muchas cosas y realmente te quieres asustar. Conforme vamos creciendo, vamos tomando distancia ante esto. Y sin duda, mis favoritas del género son aquellas cintas hollywoodenses de los ochentas, desde Freddy Krueger hasta Eso”, continuó Juan Pablo con el comentario. 

Como en toda cinta de terror, las curiosas anécdotas de sustos no podían faltar durante el rodaje de El Exorcismo…: “Si nos asustaron, francamente. Suena a cliché, pero sí sucedió. Filmamos en una casa de los años 1800 donde llegamos a escuchar niños corriendo y dos veces le jalaron el pelo a la asistente de maquillaje”, declaró Sodi. 

“Se cerraban las puertas de repente, todo crujía. Esa locación de la casa, por sí sola te envolvía, ya transmitía todo un miedo, todo un terror donde no sabemos lo que pasó por ahí y si las paredes hablaran, quién sabe qué cosas nos dirían”, complementó con su opinión Castañeda. 

Y es que, como en cualquier cinta de terror, la casa donde suceden estos eventos se convierte en un personaje más. “Sentíamos esa sensación similar a Silent Hill, cuando hay un pedazo arquitectónico que por sí solo te habla. Y justo es lo que pasa en esta cinta, porque este lugar es un personaje más tal cual”, afirma Sodi. 

El guionista de la cinta es Molo Alcocer Délano, egresado del American Film Institute Conservatory, donde escribió y produjo el cortometraje de terror Reaver, el cual fue seleccionado para competencia en Fantastic Fest, Screamfest, A Night of Horror Film Festival, donde recibió el galardón a mejor cortometraje Lovecraft. Con esta experiencia y otros proyectos más que lo avalan, el guionista dota de un toque muy mexicano a este filme de exorcismos. 

“Molo, que es originario de Querétaro, nos contaba que allá hay muchas historias sobre exorcismos que le han tocado muy cercanas. Pero también contó que hay una escuela de exorcistas, de padres a quienes les enseñan a hacer este ritual en pleno año 2021. Creo que es muy interesante hablar de las cosas que suceden en nuestro país y que la gente las vive realmente”, afirma Camila. 

“Eso está muy cañón y creo que no lo había pensado hasta ahora que lo mencionas. Nosotros estamos viendo toda esta realidad a través de una película, pero ahora imagínense que eso realmente sí sucede y tal vez mientras hablamos ahora están exorcizando a alguien. Con esa información al ver la cinta, creo que todavía te carga más de emociones”, reveló a su vez Juan Pablo. 

Para concluir la charla, Sodi ofrece una interesante reflexión acerca de lo que vemos en la cinta de terror mexicana. “Uno cree que es algo del pasado o que es una influencia de otras cintas extranjeras que tienen el mote del exorcismo pero no. Es una cosa que sucede en México a la fecha. Hay que ser conscientes de que esto es una realidad por más loquísimo que se nos parezca”.

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -