Opinión


¿Y Mario de quien es lacayo?

¿Y Mario de quien es lacayo? | La Crónica de Hoy

En el catàlogo de las barbaridades nacionales, ya quedó inscrito por derecho propio este exceso fascista de Mario Delgado, el gerente de Morena:

“…El presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, Mario Delgado, aseguró que hay que ir pensando seriamente en renovar o exterminar al Instituto Nacional Electoral (INE) porque se quedó "atorado en el pasado".

“Tras insistir en que se combatirán las decisiones del organismo mediante los tribunales, dijo que este sigue aplicando las viejas prácticas del 'PRIAN'. Incluso, agregó, algunos de sus consejeros provienen de cuotas e impuestos por cuates de PRI, PAN y PRD.

"¿La solución sería el cambio de consejeros o la exterminación del instituto?" le preguntó un reportero.

"Yo creo que son las dos cosas, hay que pensar seriamente no solo en el tema de las personas, sino en la institución que garantice una auténtica democracia".

Exterminar es un verbo pesado. Denso. 

Su uso ---y sobre todo su intención-- nos recuerda siempre Auschwitz o por lo menos el credo del general Custer. El mejor indio es el indio muerto.

No importa si después (hasta hipócrita al final) se intentó matizar la condena en pleno pleito del presidente de la República quien llamó al Instituto Nacional Electoral, “Supremo Tribunal Conservador”. Frase facilona.

Es posible inferir en la estúpida declaración del gerente morenista el intento de tocar en sintonía con los exabruptos de su jefe. 

Lo único confuso ahora es ¿quien es su jefe? ¿Con el cerebro de quién trata de pensar Mario Delgado? ¿Con el de Andrés Manuel López Obrador o con el de Ricardo Salinas Pliego?

Nadie con un poco de memoria puede olvidar los lazos hasta familiares del rijoso morenista con el concesionario del Ajusco. La esposa de Delgado, la señora Sofía López Mendoza, ha tenido un papel decisivo en el Círculo Editorial Azteca,una filial de la televisora dedicada a la promoción de los libros, con presencia—además--, en la pantalla.

Obviamente el trabajo de la señora no determina nada, necesariamente, pero sí permite ver una similitud entre  el pensamiento de su jefe y las “ideas” de su marido, porque precisamente en los mismos días de este pleito eminentemente politico, Salinas salió a respaldar –en plena epidemia de oportunismo y sin vela en el entierro--, el planteamiento de Morena contra el INE. Todo para quedar bien. 

“…Digamos las cosas de manera sencilla y clara: El INE debe morir y desaparecer”,dice Salinas Pliego:

Más allá de las razones lisonjeras por las cuales se suma a la embestida contra el instituto, llama la atención esta extraña sociedad entre el gobierno de la IV-T y uno de los grandes beneficiarios del sistema privatizador del salinismo, cuya etapa  ha sido señalada por el presidente como el origen  de la corrupción en México.

¿Entonces todas las privatizaciones fueron corruptas menos esta cuya cima económica se logró con el dinero de Raul Salinas de Gortari?

Resulta difícil entender ahora cómo una empresa surgida de los pantanos del neoliberalismo privatizador, tenga ahora un banco cuya sucursal en Honduras, manejada por la cuñada de Marcelo Ebrard, distribuye los escuálidos apoyos mexicanos contra el subdesarrollo centroamericano.

Rapidito se les quitó lo corrupto. Hoy Morena y su gobierno podrían decir como el expresidente Vicente Fox cuado inauguró el Banco Azteca: el éxito de Ricardo Salinas Pliego, es el éxito de México.

Pero en el lenguaje de las conveniencias y la hipocresía, todo se vale. Estos son algunos argumentos de Salinas para matar al INE. Uno lo quiere matar y el otro extrminar.

“…Porque el INE se encuentra “secuestrado” por los dueños (partidos políticos); protege intereses oscuros, opacos; no es democrático y no representa de ninguna manera los intereses de la sociedad. Es más bien una figura muy lejana de las personas, incluso más que las figuras de los políticos.

“Porque los partidos políticos —los dueños—, que controlan al INE no son verdaderos vehículos de representación ciudadana. Son una clase de burócratas que viven de nuestros impuestos, se auto-asignan más de $7,000,000,000 (siete mil millones de pesos) por año y solo buscan proteger sus intereses…”

Nadie como Salinas para hablar en contra de quienes viven únicamente para proteger sus intereses.

ZOPILOPTES

Esta es otra aportación inmortal frente a los 300 mil muertos por la epidemia. 

“…"Nuestros adversarios, que son muy inmorales y son capaces de valerse de todo, hasta del dolor humano, andan siempre zopiloteando, entonces es temporada de zopilotes… siempre magnifican todo lo que pueda significar perjudicarnos…” 

 

 

 

 

 

 

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -